¿En qué entorno quiero vivir?

Entorno

El entorno donde vivimos nos puede ayudar o nos puede dificultar vivir como queremos. Por ejemplo, si queremos vivir en contacto con la naturaleza, estar en una gran ciudad nos lo dificultaría. Lo más fácil para estar junto a la naturaleza sería vivir en un entorno rural, un pueblo o una masía. Todos los entornos tienen ventajas e inconvenientes que debemos saber para decidir nuestra mejor opción.

El entorno

Según los intereses de cada uno, se preferirá un entorno más urbano o más rural. Existe un amplio abanico de opciones que van desde una gran ciudad a una casa rural aislada, con un sinfín de opciones intermedias (vivir en una ciudad mediana, un pueblo, etc). En algunos entornos se adaptará mejor un tipo de vida comunitaria que otra, por ejemplo, una ecoaldea será más fácil de desarrollar en un entorno rural. En otros casos no será determinante el entorno donde queramos vivir para poder desarrollar una vida comunitaria, por ejemplo si optamos por compartir espacios tanto lo podremos hacer en una vivienda en el centro de una ciudad como en el campo.En cualquier caso es importante tener unos criterios (servicios que necesitamos, desplazamientos, trabajo, modo de vida, etc) para poder tener más argumentos para valorar donde queremos vivir, ya que una vida más rural o más urbana tendrá repercusiones en nuestra vida cotidiana que podemos evaluar antes de establecer nuestra residencia.

¿Qué necesitamos saber o plantearnos?

  • ¿Qué servicios y equipamientos necesito cerca (escuela, centros médicos de asistencia primaria, centros de día, comercios, centros de ocio, etc?
  • ¿Que servicios y equipamientos existen en los lugares dónde quiero vivir?
  • ¿Necesito desplazarme para trabajar? ¿Puedo trabajar en cualquier sitio? ¿Puedo desplazar mi lugar de trabajo?
  • ¿Cómo prefiero desplazarme? ¿Necesito transporte público? ¿Podría disponer de él? ¿Puedo reducir los desplazamientos al mínimo? ¿Puedo o quiero tener coche?
  • ¿Quiero una vida con mayor contacto con la naturaleza que me permita autoabastecerme de algunas necesidades como la comida?
  • ¿El modelo de convivencia que me planteo, en qué entorno se puede desarrollar mejor?

Tipo de opciones y alternativas existentes

A continuación iniciamos un listado de temas a considerar en el momento de elegir dónde queremos vivir. Está lista puede ser, prácticamente, infinita y muy variable en función de cada individuo o colectivo. Hay una serie de temas relacionados con la vida cotidiana sobre los que debemos buscar nuestra propia respuesta para poder valorar donde queremos vivir

Servicios y equipamientos

A pesar que nos planteemos una vida autónoma son muchos los servicios y equipamientos que necesitamos para desarrollarla y estos varían en función de nuestra edad y de la de aquellos que viven con nosotros. Así, será importante plantearnos quiénes somos y qué podemos necesitar los años que tengamos pensado vivir en este lugar. Nuestras necesidades pueden ir desde una escuela a un teatro o un campo de fútbol, por eso será necesario evaluar qué actividades desarrollamos durante nuestra vida cotidiana y a qué cosas podemos o no renunciar y a cuáles queremos aspirar, antes de decidir el tipo de entorno donde vivir.

Transporte

Muchas actividades de nuestra vida no se desarrollan en nuestro lugar de residencia. Podemos intentar reducir al mínimo los desplazamientos obligados (debidos a estudio, trabajo, abastecimiento, etc) siempre será necesario que nos planteemos que desplazamientos deberemos hacer, con qué medio de transporte podremos hacerlos y que tiempo estamos dispuestos a invertir en desplazarnos. De esta manera podremos intentar reducir los desplazamientos; modificar el medio de transporte con qué los realizamos para reducir nuestro impacto, adaptarlo al lugar donde queremos vivir o convertirlo en un tiempo de ocio, de relación, para hacer deporte; etc.

Trabajo

En muchas ocasiones nuestro trabajo nos vincula a un sitio de residencia. Para cambiar el lugar de residencia necesitamos plantearnos las implicaciones de mantener el trabajo; si queremos o podemos cambiarlo; si podemos trabajar desde nuestro lugar de residencia de modo parcial o total; el tiempo de desplazamiento que nos significaría, etc

Abastecimiento

Para vivir necesitamos proveernos de diferentes cosas, ya sea comida, ropa u otros productos para cubrir nuestras necesidades. Aunque reduzcamos nuestro consumo o busquemos maneras de autoabastecernos el lugar de residencia incidirá en nuestro consumo y en cómo obtener nuestras necesidades básicas. El lugar de residencia que escojamos puede facilitarnos el autoabastecimiento con la creación de nuestro propio huerto, la creación de redes de ayuda mutua o de cooperativas de consumo, puede obligarnos a grandes desplazamientos o puede facilitarnos los recorrido a a pie o en bicicleta.

Convivencia

La manera como queramos vivir y convivir se verá afectada por el entorno donde residamos. Por lo tanto para plantearnos donde queremos vivir es importante saber que tipo de convivencia nos gustaría tener y qué posibilidades nos ofrece cada entorno para conseguirlo.

Redes de servicios

En el caso de viviendas aisladas podemos encontrarnos con problemas para el abastecimientos de servicios básicos como el agua, la electricidad, el saneamiento, etc. En suelo urbano el ayuntamiento tiene la obligación de facilitar el acceso a estos servicios (aunque los costes vayan a nuestro cargo), en cambio en suelo rústico no existe esta obligación, por lo que es clave evaluar bien qué necesitaremos y cómo se puede conseguir.

Comentarios

Entra o registrate para poder enviar comentarios
Ben Smith
Hace alrededor de 1 mes
Necesitas un préstamo? Póngase en contacto con nosotros hoy a través de: benloanfunds@gmail.com para obtener más información ..

Hola! para poder añadir y editar contenido y dejar comentarios y consultas debes registrarte antes. Usa tu mail y pon una contraseña y ¡ ayúdanos a ampliar esta base de datos colectiva !

Crea una cuenta
Masqueunacasa version 0d5211e9937b1024497cd6cc19f1e133e706ca25 . AGPL3